Barra de vídeos

Loading...

domingo, 1 de julio de 2012

Los menonitas del Chaco Central se integran a la sociedad globalizada


Sin perder sus herencias culturales y religiosas, los colonos de Loma Plata se incorporan al desarrollo y apuestan por la salud, la educación y la tecnología para acompañar el progreso de sus industrias.

Por Celia Mendoza
celia-mendoza@uhora.com.py
"Leer, escribir y contar. Es todo lo que el hombre necesita para administrarse en la vida". Ese era el pensamiento de los colonos menonitas, que hace 85 años se instalaron en la localidad de Loma Plata, Departamento de Boquerón, con el objetivo de aislarse del mundo para seguir sus costumbres y su fe evangélica, además de cumplir con la promesa de urbanizar y desarrollar el Chaco Central, hecha al Gobierno del presidente Manuel Gondra, en 1926.
No caben dudas de que la promesa fue cumplida, pese a las condiciones inhóspitas que caracterizaban al territorio chaqueño, que para colmo de males estaba en litigio, y poco después del ingreso de los primeros menonitas (31 de diciembre de 1926), se convirtió en escenario de la guerra con Bolivia.
Hoy, la localidad de Loma Plata es una de las zonas más productivas y desarrolladas de la Región Occidental. Y como el desarrollo viene aparejado de más desarrollo, aquellos agricultores que se adentraron en el desierto fueron haciendo algunos pequeños ajustes a su sistema cultural.
Franklin Classen, historiador de la Colonia Menno, cuenta que recién hacia los años 1960 la comunidad inicia los primeros intentos hacia una educación formal.
"Lo primero que hacían nuestros antepasados, cuando se instalaban en un lugar, era construir una escuela para niños de 6 a 14 años, para enseñarles las lecciones básicas. Estaban en contra de una educación formal", refiere el encargado del Museo de la Colonia Menno.
PROFESIONALIZACIÓN. Pero, en el presente, la educación y la profesionalización forman parte de uno de los pilares de su desarrollo.
Eso sí, "sin perder las herencias culturales de este pueblo, que mantiene firme su fe en el evangelio".
Si bien la educación formal, en la comunidad, no tiene todavía una generación, hoy está totalmente organizada, desde el preescolar hasta el bachillerato, y la formación y capacitación tienen incentivos especiales.
En las universidades de Asunción se forman 150 jóvenes y los profesionales que quieran realizar un posgrado pueden hacerlo en Estados Unidos, Canadá o Venezuela, mediante becas proporcionadas por la Cooperativa Chortitzer.
Todo este avance es producto de un cambio de mentalidad que la comunidad fue experimentando luego de asentarse en el Chaco Central y, principalmente, después de la construcción de la ruta Transchaco, en 1960.
SALUD. El conservadurismo de sus miembros se extendía incluso al ámbito de la salud, el cual comenzó a formalizarse recién en 1945, con la llegada de un matrimonio de alemanes a Loma Plata.
"Nuestros antepasados creían que Dios determinaba hasta cuándo podía vivir una persona. No había término medio", relata Classen, al tiempo de explicar que los pobladores, realizaron sus primeras consultas durante la Guerra del Chaco con los médicos de las tropas paraguayas.
En Loma Plata hay en la actualidad cuatro centros médicos y un hospital central que atiende casos de traumatología, ginecología, medicina interna y terapia intermedia, e incluso a asegurados del Instituto de Previsión Social (IPS).
Pero no solo eso. Esta colonia, que de la actividad primaria pasó a la industrial, hoy se sirve también de todos los beneficios de la tecnología.
"Con fibra óptica e internet estamos conectados con el mundo", concluye Classen.
PILARES DE LA COMUNIDAD
El gerente comercial de Lácteos Trebol, Orie Toews, comenta que en los primeros años la autoridad de la Colonia Menno recaía sobre una figura eclesiástica.
En la actualidad, esta se ocupa solo de la espiritualidad y de la moral de la población.
Mientras que la administración de la comunidad está a cargo de dos entidades.
Una de ellas es la Cooperativa Chortitzer, que se encarga de todas las fábricas, es decir, de la actividad económica y productiva de la colonia.
Y la otra es la Asociación Civil Chortitzer, que se ocupa de los servicios: salud, educación, caminos y otros.
9.000
habitantes tiene la Colonia Menno, asentada en Loma Plata, Boquerón, hace 85 años.
1.743
llegaron a Paraguay; muchos volvieron a sus países de origen y otros murieron en el intento de asentarse en el Chaco.
1.257
fueron los colonos que decidieron probar suerte en aquellas inhóspitas tierras chaqueñas.
Las cifras

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dejanos tu comentario

Promocionales paraguay

Loading...