Barra de vídeos

Loading...

martes, 24 de enero de 2012

Sólo se espera la Expoferia de Mariano Roque Alonso para encender el primer coche eléctrico hecho totalmente en Paraguay

PROYECCIÓN

Miguel Benítez
mbenitez@5dias.com.py

Es asequible, es coherente, es lógico, requiere esfuerzo, pero, en síntesis, es real y está al alcance las manos.

La posibilidad de contar con vehículos eléctricos producidos en el país está más cerca que nunca.

Un corto viaje de cinco horas a la Itaipú Binacional sirvió para atestiguar que un futuro eléctrico sobre ruedas, sin la presencia del petróleo, no es nada utópico. Al contrario, es una necesidad.

Lejos de ser simples rumores y deseos, Itaipú está desarrollando (aún en la margen izquierda) todo tipo de vehículos movidos con el energético que abunda en Paraguay. También se hacen modelos híbridos.

Así se propicia no sólo el conocimiento a los ingenieros nacionales sino una alternativa válida para ir pensando en un parque automotor renovado y no contaminante.

Gracias al proyecto Vehículo Eléctrico (VE) desde automóviles tipo sedán hasta buses de gran porte son fabricados en los talleres de la Binacional.

Para los coches, Itaipú tiene un acuerdo con Fiat, que suministra las carrocerías, mientras que para los colectivos es Mascarello la proveedora.

Los vehículos llegan completos, excepto por un importante aspecto: no tienen motores.

Allí empieza el trabajo de los técnicos de Itaipú, quienes colocan los motores eléctricos y baterías.

Hasta el momento ya se fabricaron más de 60 vehículos, entre buses y sedanes.

Muchos de ellos ya fueron destinados a la margen derecha (lado paraguayo) para el uso de los funcionarios.

La institución binacional también proveyó algunos vehículos a otras entidades como la Secretaría Nacional de Turismo (Senatur) y a la Entidad Binacional Yacyretá (EBY) con diferentes objetivos.

LÓGICA

El ingeniero Enzo Torres manifestó que la determinación de Itaipú de desarrollar los vehículos movidos a hidroelectricidad partió de una simple premisa.

Al ser una de las mayores represas del mundo y tener una generación de electrici­dad envidiable no podían estar utilizando combustibles derivados de petróleo.

Es así que la entidad binacional comenzó a desarrollar los vehículos.

Nunca tuvo un motivo comercial, sino más bien didáctico y coherente.

Los trabajadores de Itaipú utilizan los móviles para recorrer las instalaciones en forma particular y también para ofrecer exhibiciones a los turistas.

Pero, sin dudas, el aspecto más importante de este proyecto es la formación.

Todos los días del año, los ingenieros realizan investigaciones para ir desarro­llando autos más modernos.

Por ejemplo, hasta el momento se utilizan baterías de cloruro de sodio y níquel, pero también se experimenta con litio.

De igual forma, los bancos de baterías siguen siendo un poco grandes y afecta en cierta medida en el peso de los coches y, por ende, su autonomía.

Por tal motivo es que los trabajos no cesan buscando siempre un progreso, ya que el objetivo del proyecto es preservar el medio ambiente, desarrollar la tecnología nacional, capacitación de profesionales y, en un futuro, propiciar que los vehículos eléctricos sean producidos por las industrias.

Itaipú también posibilita que los estudiantes de las universidades participen.

Al ser una binacional, tanto brasileros y paraguayos participan de todos los trabajos y los beneficios son compartidos.

EL FUTURO PARAGUAYO ESPERA

EXPECTATIVA

Ya es conocida la intención de hacer el primer vehículo totalmente paraguayo, gra­cias a la colaboración entre Itaipú, el Parque Tecnológico de Itaipú (PTI) y las em­presas locales.

El diseño oficial fue presentado y sólo se espera la Expoferia de Mariano Roque Alonso para encender el primer coche eléctrico hecho totalmente en Paraguay.

Por otro lado, antes de conocer este proyecto, los ingenieros de Itaipú habían mencionado que deseaban instalar una fábrica de automóviles y buses eléctricos en el lado paraguayo (margen derecha).

La visita a las instalaciones de la Binacional en Hernandarias propició una grata sorpresa, ya que se pudo observar que efectivamente los preparativos para los trabajos se están haciendo y las promesas distan mucho de ser simples deseos.
Con una inversión de 400 mil dólares se planea montar la fábrica que permitirá la producción de más vehículos.
Cuando se inicien, las obras demandarán cuatro meses.

De esta manera, Itaipú permitirá a las empresas paraguayas trabajar en forma más cercana.

Así, con el ensamblado hecho en un taller que cuenta con todos los recursos, el sueño de fabricar coches y buses eléctricos totalmente nacionales para una futura comercialización privada es posible.

UN VEHÍCULO RENTABLE, ÁGIL Y MUY CONFIABLE

EXPERIENCIA

Pasear a bordo de un vehículo eléctrico no es muy diferente a hacerlo en uno convencional movido con combustible derivado de petróleo.

La experiencia vivida sobre uno de los coches con motor eléctrico de Itaipú demuestra que se puede ser amigable con el medio ambiente sin perder la tan “promocionada” potencia.

Es más, recorrer las instalaciones de la Itaipú dentro de uno de los primeros vehículos eléctricos desarrollados para Paraguay fue muy placentero.

El coche no emite ruidos y no tiene emisiones contaminantes.

Con tan sólo 8 mil guaraníes (según la tarifa actual de la ANDE) se puede condu­cir 120 kilómetros, autonomía fijada para ese modelo de vehículo reacondicionado de un Fiat Palio.

Cuando el coche se detiene por algún motivo (no apagando el vehículo), el motor automáticamente deja de perder energía.

De hecho, en caso de emergencias, un botón dentro del auto permite activar una función que recupera las baterías.

No tiene embrague y un tablero enseña el nivel de pilas del que se dispone.

La palanca de cambios es bastante sencilla, dando sólo las opciones de acele­rar, retroceder o colocarla en neutro.

Antes de salir del taller, los técnicos de la Binacional hacen los simulacros conve­nientes para cada parte del auto.

Otro factor muy importante que beneficia al bolsillo es que los propietarios de vehículos eléctricos nunca tienen que pagar por cambio de filtro, cambio de aceite y otro tipo de servicios clásicos de un automóvil convencional.

INTERESES DE POR MEDIO
Hace tiempo que el Gobierno pretende incorporar la electricidad en el transporte. De hecho, la primera iniciativa de hacer esto se dio en el transporte público con los trolebuses.

Según algunos referentes del Ejecutivo, existen grupos muy poderosos que no desean la implementación de estos vehículos. Todas las miradas apuntan a los importadores de combustibles.

Esto no es nada ilógico, ya que un vehículo eléctrico puede ser recargado de diversas formas sin gastar un solo guaraní en la compra de derivados de petróleo.

Itaipú tiene en sus instalaciones varios mecanismos de carga.

Uno de ellos es el sistema de abastecimiento solar. El auto puede quedar debajo de los paneles solares y la energía almacenada permite una rápida y eficiente recarga.

Otro método que emplea la Binacional es la carga por energía eólica. Los bancos de batería pueden ser llenados sin mayores inconvenientes con esta fuente renovable.

Luego el vehículo se conecta y ya empieza a recuperar sus baterías. Innovaciones válidas y fáciles de aplicar.


60 vehículos ya desarrolló Itaipú en la margen izquierda.

17 mil guaraníes necesitará el futuro auto paraguayo para recorrer 160 Km.

8 mil guaraníes son necesarios para recorrer 120 kilómetros.

Itaipú da el conocimiento y las empresas privadas podrían hacer masivos los autos.

Cada parte es probada antes de ser montada a los coches en forma definitiva.

Fuente: 5días

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dejanos tu comentario

Promocionales paraguay

Loading...