Barra de vídeos

Loading...

jueves, 19 de enero de 2012

Vehículos eléctricos marcan la ruta que se debe seguir en el país

Imaginar un futuro sin contaminación atmosférica, producto de las nocivas emisiones de los vehículos convencionales es posible.

Es más, solo resta observar a países como Israel, Japón, Alemania y Estados Unidos, entre otros, que están empezando a introducir medios de transporte alternativos que utilicen fuentes de energía más amigables con el medio ambiente.

Pero no solamente afecta el factor ecológico para este cambio. De hecho, los grandes empresarios están comenzando a aceptar que el petróleo es un energético con fecha de expiración.

Si bien las grandes compañías petroleras aseguran que habrá crudo suficiente hasta mediados del siglo XXI, lo concreto es que el producto se agota, no se renueva y se encarece.

La especulación hace que países no productores de petróleo (como Paraguay) sean muy vulnerables a los vaivenes internacionales.

Inclusive, ahora se está enfrentando una nueva crisis en el país en ese sentido porque el precio del diésel común debe ser aumentado por Petróleos Paraguayos (Petropar).

Una vez más la suba del dólar y el aumento de los precios internacionales someten a toda la economía paraguaya que depende casi exclusivamente del petróleo.

Lo irónico de la situación es que Paraguay es un país con una generación envidiable de energía hidroeléctrica.

MOTOS ABREN CAMINO

Cuando se habla de vehículos eléctricos, muchas personas asocian esto con automóviles.
Sin embargo omiten a un medio de transporte que, a diferencia de los coches, ya circula por las arterias nacionales.

Motomax es la empresa paraguaya que ensambla motocicletas totalmente eléctricas desde hace un año.

Las partes son traídas de diversos puntos de China y se ensamblan localmente bajo el régimen Automotor Nacional.

El producto lleva como marca el nombre de la compañía.

Hasta el momento, estos vehículos son fabricados netamente para hacer entregas.

Es decir, los mayores compradores son las empresas que ofrecen el servicio de repartos urbanos y de corta distancia en zonas comerciales como el microcentro asunceno.

Por este motivo, estas motos aún son muy lentas y no serían adecuadas para un uso convencional.

José Samudio, ingeniero y director de Motomax, explicó que las motocicletas alcanzan un velocidad máxima de 35 a 40 km/h, dependiendo del modelo.

También pueden tener bancos de cinco o seis baterías.

Actualmente se cuenta con dos tipos de motocicletas. Una es el modelo 60 y la otra modelo 72.

Samudio explicó que solamente con 4.000 guaraníes se pueden recorrer unos 100 kilómetros (agotando completamente las pilas).

Resulta que la recarga completa de las baterías significan 7,2 kilovatios hora (kwh).

Reponer las energías lleva 8 horas la primera vez comentó el director de Motomax. Posteriormente los usuarios pueden recargar la moto en el momento que deseen.

Para el efecto, el vehículo tiene un cable que puede ser conectado a cualquier tomacorrientes.

El precio de venta para el público es de G. 9.000.000 (modelo 60) y G. 9.500.000 (modelo 72).

Hasta el momento la empresa ya vendió 30 motocicletas eléctricas.

Según Samudio, el principal beneficio, más allá del aspecto ambiental, es que las compañías que hacen repartos ya no tienen que dar a los conductores dinero extra para cargar combustible.

Otra ventaja es que cuando la moto se detiene, ya sea en un semáforo o por otro motivo, el motor deja de funcionar, ahorrando energía.

Una motocicleta convencional, como cualquier otro vehículo, sigue gastando gasoil o nafta aún cuando está parada.

No se descarta que Motomax empiece a ensamblar en el futuro motos eléctricas cuya velocidad máxima sea superior.

Todo depende de la demanda y el deseo de los consumidores.

COMPLICACIONES

Según expertos paraguayos del rubro de la energía y el transporte, es increíble como un país con tanta generación de energía renovable, utilice combustibles derivados de petróleo, no sólo en el transporte sino también en la cocina.

Victorio Oxilia, secretario de la Organización Latinoamericana de Energía (Olade) expuso que la mayor traba para implementar vehículos eléctricos está en los importadores de combustibles.

Las grandes empresas no verían con buenos ojos un cambio radical en el sector transportista ya que significará perder sus comercios.

Sin embargo, Oxilia señaló que se pueden buscar otros negocios dentro del rubro energético, para de esa manera no solamente dejar de contaminar, sino ayudar a que el país no pierda divisas dependiendo de una fuente de energía extranjera.

La economía será la más beneficiada si se decide adoptar la hidroelectricidad como motor principal de los vehículos que circulen por las calles nacionales.

CON LA BASE PUESTA, FALTA COMPROMISO PARA TENER AUTOS PARAGUAYOS

Itaipú Binacional y el Parque Tecnológico de Itaipú (PTI) ya están aportando su ayuda para que el país empiece a soñar con la posibilidad de tener autos propios y lo más importante, eléctricos.

El diseño (boceto) oficial del primer coche nacional ya fue realizado y presentado a los propulsores de la iniciativa.

Ahora las empresas locales tienen el deber de aportar sus productos para comenzar a trabajar en lo que será un evento sin precedentes históricos.

Como se había informado anteriormente, cada compañía paraguaya contratada por la Binacional, se encargará de un aspecto especial del automóvil.

De esa manera se posibilitará el conocimiento entre las firmas y si el resultado final es auspicioso, las empresas paraguayas podrían conformar un nuevo consorcio destinado a la fabricación de vehículos eléctricos.

Lo que pretende la Itaipú (además de proveer el motor y las baterías) es que la producción local de chasis y otras autopartes ya no sea algo inalcanzable.

Vale aclarar que las piezas que, por obvias razones, no pueden ser hechas en Paraguay se com­prarán de otros países del Mercosur.

Es importante recalcar una vez más que la Binacional no tiene como objetivo desarrollar estos coches en forma masiva para su comercialización.

La meta de este primer vehículo eléctrico paraguayo es convertirse en un prototipo que ofrezca conocimiento a los profesionales del país.

La primera camioneta con “chapa totalmente paraguaya” encenderá sus faros al público este año durante la Expo Feria de Mariano Roque Alonso a ser realizada en julio.

El diseño final con el color y el nombre del vehículo serán develados dentro de un mes en un evento oficial a ser desarrollado en Asunción.

En un principio, el acto estaba agendado para el 25 de enero pero la dirección de la Binacional pidió veinte días más de tiempo para evaluar el proyecto y tener una mejor organización.

Carlos Melgarejo, asesor de Movilidad Eléctrica Sustantable de la Itaipú, informó que esto no representa un retroceso en los trabajos.

Explicó que los acuerdos con las empresas locales se siguen dando, así como la compra de insumos para confeccionar las partes.

El ingeniero comentó que ya se adquirieron los materiales para hacer el chasis.

Este proyecto demandó una inversión de 120 mil dólares para la Binacional, aunque esto no implica un precio de venta final al público.

Como es de esperarse, los prototipos cuestan más caro porque se contratan también a consultores.

FALTA INFRAESTRUCTURA

Si bien los vehículos eléctricos pueden ser recargados utilizando cualquier tomacorrientes (domicilio, oficina), es necesario que se introduzca una serie de reformas.

Lo primordial es la instalación de tótems de recargas rápidas en las estaciones de servicio o en pun­tos importantes de la ciudad, como se tienen en otros países. Estos accesorios, muy parecidos a los parquímetros, se llaman “electrolineras”. Como es lógico, tienen tomacorrientes y ofrecen al conductor una rápida recarga.
Esto representaría un trabajo menor para la ANDE. Es más, le permitirá tener más ganancias por venta de energía, dejando de gastar dinero en la compra de combustibles derivados del petróleo.


25 mil guaraníes gastaría un bus eléctrico para recorrer 100 km.

82% menos gasta un automóvil eléctrico para transitar 100 km.

8 horas necesita en promedio un vehículo para recargar las baterías.

17 mil guaraníes se necesitarán para recorrer 160 kilómetros.

Motomax compra partes de China y ensambla totalmente la moto en el país.

Un motor eléctrico y un banco de 5 a 6 baterías tienen las motos eléctricas de la firma paraguaya.

Fuente: 5días

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dejanos tu comentario

Promocionales paraguay

Loading...